Satinadas noches de sueños migratorios
que en las finas capas de la oscuridad,
se pierden ausentes aquellas madreselvas
los sueños precoces del hombre inmortal.

Satinadas fibras con nocturnas alas de sombras
que van emergiendo sobre el firmamento,
dejando su estela, girando entre nubes grises
cual aves de paso con picos y esferas mortales.

Satinados ojos de mirar extraño… iris desorbitado
que guarda recuerdos de mundos pasados,
antiguos, sonoros, que callan sin mostrar su ayer,
rosados sus muros, sus criaturas rondan hoy.

Dejando a su paso misterios y ocultos resabios
de vidas pasadas, quizás... las mismas que están
ahora presentes, en tiempos de etapas diferentes
satinadas con sombras que nunca se podrán ver.


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

CRIATURA

LO INVISIBLE FLUYE