NOCHE DE MALEVOS


Era una noche de malevos
y soñadores.
De niñas bien que se paseaban
bajo el embrujo de la luna
llenando el salón de colores
mucha alegría despedían los tangos
que al salir de sus bandoneones
sonaban sensuales y traidores.
Relucían los cuchillos en los cintos
de los hombres, que abrumados por el alcohol
y enceguecidos por el amor de las mujeres,
solo querían dejar huellas de su ferocidad.
Así era el tiempo del malevaje
así se despedía la noche, entre alegría y lagrimas
entre mujeres pintadas mostrando sus cuerpos
y hombres tirados a la luz de un farol
solos y abandonados, en una noche mas de guapeza

Comentarios

Entradas populares de este blog

DESTINO

CRIATURA

LO INVISIBLE FLUYE