Los amigos que se alejan
sin motivos aparentes
sus corazones detienen
buscando alguna respuesta.

Pero nada se perfila,
no hay nada de que temer,
es solo una brisa esquiva
que al pasar por esa senda
se torna iracunda y fría.

Nos acaricia y traiciona
pero hay mucho cariño,
ella lo tiene presente,
él sabe que es de verdad
ambos saben lo imposible
de una traición sin piedad.

Ahora llego el tiempo,
ese, que esperamos juntos
sabiéndonos como siempre
respetados y queridos
volvemos a ver el cielo
que se nos había escondido.

Comentarios

Entradas populares de este blog

DESTINO

LATIDOS

CALLAR