LA VID Y EL VINO



La uva ha sido siempre, desde los tiempos bíblicos, el símbolo de la abundancia; sus racimos nos proporcionan un alimento precioso, y también fragantes vinos que alegran nuestras fiestas.
La leyenda atribuye a baco el descubrimiento del vino, las fiestas se llamaban bacanales en honor a este dios, de escandalosas y grandes borracheras.
Los romanos poseían viñedos famosos, y obtenían vino que, debido a sus métodos de elaboración con sustancias para conservarlos hoy no seria de nuestro agrado.

Si tomo vino
es que me gusta
su sabor suave
su color fuerte.

Lo tomo dulce
lo tomo seco
blanco muy frió
tinto a tiempo.

Mis labios beben
soplos y espuma
perfume fresco
del vino tibio.

Que acarician
los corazones
con sus fragancias
tan naturales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

DESTINO

CRIATURA

LO INVISIBLE FLUYE