Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2008

MAR

Imagen
Entre arenas tibias y mojadas Deje mi corazón una mañana Deje mi sangre, mi verdad Mi silencio y el hambre. Sobre las olas juguetonas Una mañana me encontré sola Desafiante me miraba en silencio Para llorar sin ti, sin fe. Hoy regreso al mar, más puro Más descansado y fugitivo Penetrándolo hasta el infinito Dejando tras de mi su sal. Mi esperanza esta en verte En encontrarte nuevamente Saber que no fue en vano Alejarme de tu orilla. Regreso como el primer día Como si nunca fueras a mirarme Para cantarte dentro y en tu orilla Mar no me abandones más. Deja que pose mi mirada Sobre tu embravecida espuma Que me cristalice viento Eternamente ser pez, ser alga.

SUBLIMACIÓN IDÍLICA

Imagen
Sublimación idílica, multitud en la noche vertical cintura cósmica moldeándose en tus claros oscuros. Para romper la materia soberbia que te habitan como orquestas bombeando las imágenes, en este escenario que alucina tu concierto. Noche clave del amanecer fotografía de abundancia es la nota más acorde de tu silueta estelar tu sinfonía más clara tu interpretación más bella tu imagen más concreta. de tu infinidad de cristales que te forman cuajándose vertical.

ARMONIAS DE CUERPOS

Imagen
Tu estas allí, tu cuerpo masculino tu desnudez se deja ver así, perfectamente juvenil profunda, viril. Rebosante de hermosura te veo, y me sonrojo de emoción, me pliego de pasión de tu grandiosidad, de tu formas,de tu madures. Siento el contacto de tus ojos, sobre mi cuerpo, que yace desnudo en tu presencia. Tú figura poética, romántica, sensual, me abruma, me lastima, necesito de ti. Quiero dibujar un bello cuadro de amor. Tu iris refleja mi desnudes, y yo me ofrezco, reposada. Sutilmente me pongo en evidencia para ti, me contemplas sin hablar, las palabras no existen, solo lánguidas miradas, gestos delicados, insinuantes. Tu deseo se junta en el espacio, con mi miel, y domina nuestros cuerpos, mente, alma. El paisaje, es armonía de cuerpos en movimiento triunfantes al grito de vida.

AROMAS

Imagen
Tú aroma respiro profundo me sacia los sentidos, me deshoja,me ciño a tu cuerpo de hombre tús caricias me sumergen en tu río. Soy como una hoja al viento mi llanuras sobrevuelas, tiemblas, tiemblo, somos pequeñas criaturas, que sueñan absolutas y eternas. En este lago de ensueños, de cielos las huellas se van formando de pasión, nos consume la llama del amor y es el soplo de viento quien nos da vida. Floreciendo bajo la luna en aromas,libres como el silencio que nos mece ,libres para comenzar el vuelo estelar, con el sonido murmurante del amanecer

FIBRAS DE PERCAL

Imagen
Fibras de percal Mi voluntad no existe más que para amarte, complacerte y complacerme, en este letargo de las horas, que suelen ser inagotables, como nubes, como auroras, sin dejar de rodar y rodar. Mis manos ya no son, son tus propias manos de seda esas que me acarician llenándome, de sentimientos y alborotando mi corazón, tu boca es fuego que lame mi costado, mi profundidad y saca mis debilidades a flor de piel. Yo soy una marioneta pecadora, y tú, un abusador incandescente de placer. Tú mi combustible, yo tú fuego, la lengua de la llama, que lame, y lame. Y tus manos, !hay tus manos!, conjuran un deleite en la espesura de mi ser, las mías trémulas se agitan, danzan, susurran, lloran, acarician, y en el momento final, donde las almas, dejan de respirar, y flotan, flotan, en un torbellino sin igual, yo me aferro a mis sabanas de seda y nogal, y dejo la huella, nuestra huella, de el éxtasis, de nuestra lujuria, de tu locura, de la mía frotando en las tibias fibras de per

INDAGAN

Imagen
Indagan mis arterias si aún corres por mis venas si aún vives en ellas, indaga mi corazón si aún, me amas, si lates acompasado a mis latidos. Indaga mi piel si hay contacto,si aún los poros cargan tus genes en mis onduladas curvas de café. Hay un conjunto de voces que te llaman, son esas que te nombraron ayer, se unen, una de cada minuto de amor, de cada estación pasada y apasionada. aún la huella sigue allí… lamiéndose sola como si estuviera reconociendo tú olor,tú aroma, aún te llaman mis noches que mueren en soledad, sin perdón.