ME QUEDÉ


Me quedé sin fuerza
sin esperanzas, sin fe
se escapó mi alma
se fue tras la tuya.

Me quedé sin nombre
sin ilusiones, sin encuentros
sin aquellos días ardorosos
copiosos de caricias y vida.

Me quedé sin sentido
cuando te vi partir solo
en busca de otro destino
de otros caminos nuevos.

Me quedé sabiéndome débil
esperando tu comprensión,
esperando no caer en soledad
escuchando mis latidos agonizar.

Te esperé despierta en la oscuridad
deseando que tengas poder de iluminar;
me quedé esperando una eternidad
sé que no es posible ya murió tu luz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

DESTINO

CRIATURA

LO INVISIBLE FLUYE