UN MOMENTO EN EL TIEMPO


Espejo cristalino su luz ligera deja
languidecer en la mañana primaveral,
camina sobre polvo de aserrín latente
y la madera crujiente se desvanece.

Sobre las piedras su cristal mece
la tormenta acuna un nuevo día
una nueva vertiente tiende a nacer
que sea en horizontes azulinos.

Que cuaje con la fuerza del edén
que la danza murmulle sinfonías
en el soplo del viento parlanchín
a un extenso y profundo devenir.

Comentarios

  1. Bello homenaje al momento...
    que trae y deja, arranca y lleva...
    su dádiva en la construcción del tiempo...

    Un beso niña.

    ResponderEliminar
  2. Tu producción poética es cuantiosa y de una gran calidad.

    Gracias por existir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

LATIDOS

CALLAR