BORRASCAS


El grito nace del rincón más callado
desde allí se siente silenciado y fuerte
casi en la misma orilla del amor pausado
quedo de rodillas el grito anhelado.

Surgió de la nada un extraño acuerdo
entre la fragancia del cigarro amargo
y los versos grises que afloran recelos
borrascas que cubren de arena el cielo.

En las sombras quedo suspendido
el viento del norte que respira bruma
que trepa distante al vaivén, su hechizo
que enciende el impulso de frágiles dudas.

Se agitan las aguas, se tornan borrosas
hay un nuevo grito profundo, estéril
infinito y frágil en la nueva aurora,
por esos los besos nos llegan distantes.

Comentarios

  1. También sabes implicar a las fuerzas de la Naturaleza en las fuerzas de tu poesía.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

LATIDOS

CALLAR