MATUSALÉN






Autor: maria del rosario alessandrini

Llegue al pie del gran matusalén,
Árbol añejo de casi 500 años, un calden que se mantiene vivo
Y saludable en el parque nacional, muy cerca de mi apart.
Allí estacione mi auto para hacer como todos los días mi caminata
Entre los verdes y forestados campos.
Saque mi mochila me la cruce sobre los hombros y, cuando comencé a dar mis primeros pasos advertí que seria diferente mi caminata hoy, como si una fuerza extraña me empujara, y sin darme cuenta, me fui introduciendo por un sendero desconocido y único, supe que era la primera vez que lo recorría, me sentí perturbada y mis pensamientos me indicaban que lo mejor seria dar la vuelta y comenzar mi recorrido como siempre. Mi razonamiento no pudo ser aplicado, de pronto me vi. en un camino sin regreso, yo intentaba volver y se cerraba sobre mis pasos, solo tenia un lugar por seguir y era el sendero, por detrás nada, por delante incierto, bello, inquietante, majestuoso, exuberante.
Sentí una opresión en el pecho angustiante, quería volver sobre mis pasos, imposible no existía mas, solo el sendero frente a mi, detrás nada, seguí avanzando ya con recelo, creo que mi corazón presentía algo porque mi respiración se torno dificultosa, anhélito, era algo sobrenatural que estaba pasando, llegue al lugar mas espectacular del sendero por su belleza, increíblemente mágico, la inmensa laguna y el salitre que la bordeaba,
Allí de pronto me quede fría, absorta, sin voz, ni fuerza ni lagrimas, sin aliento, y mi cuerpo se fue deslizando suavemente, lentamente en la mas abyecta forma de la muerte, y vi., a Matusalén sonriendo vivido y miles de rostros en sus corteza, adiviné el fin de mi destino cuando mi rostro se formaba entre todos los que me precedierón, en quinientos años, a hoy.
©medianoche

Comentarios

  1. rosario

    hermoso poema a los que aún se yerguen majestuosos por el campo
    acá hay también hermosos representantes de ese espíritu y de ese verde , son los alerces que sufren de la tala indiscriminada de cuanto negocio forestal se instala, y eso que son protegidos legalmente

    un aplauso por la defensa y por la belleza plasmada

    ResponderEliminar
  2. De ahí el dicho mas vielo que matusalen!!!???
    A mi me gustó la historia.. me gustó encontrarme con ese lugar ..al menos en este relato... Quizas los caminos desconocidos me dan algo de miedo.. en realidad todo lo desconocido!!!
    Besos cielo.. llenos de luz como siempre!!!
    Pasa un bello miercoles y gracias por estar siempre que puedas en mi refugio para ayudarme a abrir mi puerta!!!

    ResponderEliminar
  3. Lo describes como si fuera la Arcadia. No resta más que felicitarte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

SUAVE PERFUME

EN LOS OJOS DE DIOS

"AMOR LOCO"