CRIATURAS OLVIDADAS


Ellos caminaron sin tiempo
ni pausa, buscaban la soledad
para unirse en cuerpo y alma
para poder ser dos almas más.

Se perdieron en la tormenta,
el frio los entrego a la oscura
noche blanca, no encontráron
el camino o no quisieron volver.

Se apagaron en un suspiro;
luego cayeron en un sueño
que desbastó los recuerdos
insinuando un nuevo tiempo.

Sombras blancas recorrieron
aquellas dunas serpenteantes.
las doradas arenas salvajes
tenían su historia de tiempo.

Ellos no advirtieron su calor
ni el frío azucarado que endulza.
Yacían sin conocimiento, laxos;
el viento silbaba su lamento.

Aquellas criaturas nunca despertaron
y el paisaje, con su poso de arena fría,
mostró como sus cuerpos vacios de vida
eran acariciados por el piadoso viento
y la dorada arena.

Medianoche.

Comentarios

  1. La entrega compartida
    es eterea, es inmortal
    abandonados a su destino
    sin percatarse del desamparo
    se apagan para fusionarse
    entre las estrellas
    con su propio brillo

    ResponderEliminar
  2. Uf, me has estremecido el alma. Un besito.

    ResponderEliminar
  3. Es tan bello y emocionante que me has hecho recordar una historia que escribí hace tiempo. Te mando el enlace:

    http://eljardinerodelasnubes.blogspot.com/2008/08/el-romance-de-la-alberca.html

    Sí, Argentina es una tierra bendecida por las letras y en ti encuentre digna abanderada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

SUAVE PERFUME

EN LOS OJOS DE DIOS

TE SUEÑO