UN CIELO ETERNO


Vagaba bajo la lluvia
entre cuerpos, desnuda
una figura azul
sin nombre ni sueños
con su soberbia,
mi tiempo y mis recuerdos,
me despierta embriagada
bajo el cielo gris.

Floto en vigilia y regreso
a la vida que esta ahí,
junto a tus manos,
a tu piel húmeda,
sueño ya no puedo más
en este viaje sin fin.

Te siento mío, único,
somos cuerpos atrapados,
bajo el agua que nos adormece
febril, entre la hierba
y tulipanes blancos.

Y un cielo eterno de sensaciones,
entre lirios y caracolas imaginarias
palabras que fluyen encadenadas,y
ardientes, tormentosas entre su savia
coronadas de orquídeas rojas.

Comentarios

  1. bajo la lluvia uno siempre tiene percepciones nuevas e incluso muy diferentes a las comunes, al menos así me sucede...

    ResponderEliminar
  2. La lluvia purifica el ambiente externo y conduce el interno por senderos mojados donde se puede resbalar y caer en los más anhelados sueños...
    Bonito poema.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. otra definición del amor, vista a través del excelente prisma de tu poesía.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. un cielo eterno de sensaciones.....que bonito que gran verdad
    me ha encantado cada palabra de tu poema
    que arte de escribir

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

CRIATURA

LO INVISIBLE FLUYE