VUELVE A SALIR SU LUZ

Desahuciado el amor fenece,
recita su final
en la marisma azul
desechando sus huéspedes.
Hay flores que lucen amarillas
como hojas desecadas,
como ojos sin iris,
quizás aún es tiempo de partir
a un lugar desconocido.
En el marco de un cuadro olvidado
se puede morir más de una vez
cuando florecen los cardos
y se marchita la ilusión.
Se puede oír el llanto de la noche
decapitando las arterias de la luna
un instante es una eternidad
un monumento al olvido.
Un sinfín de nombres que se cuelan abstractos
en cada poro que humillado va dejando
su esencia al final del sol
en el comienzo de la noche fragmentada…
Vuelve a salir su luz.

María del Rosario Alessandrini.



Comentarios

  1. Cuando se marchita la ilusión, se marchita todo aunque el paisaje se presente maravilloso ante los ojos.
    Y maravilloso son los versos que con un halo de melancolía dejas en tu bello poema.
    Un placer la lectura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es muy triste escuchar el llanto de la noche.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hermoso poema en el atardecer con esa luz que apenas ya se ha ido.
    Volverá a salir el Sol y nuevamente el cielo azul que nunca desespera.
    Un abrazo, María del Rosario.

    ResponderEliminar
  4. Lindo poema Maria do Rosário apesar da conotação um tanto melancólica
    Mas os seus versos são perfeitos e é um prazer imenso ler
    Beijos

    ResponderEliminar
  5. Buena inspiración y buenas metáforas para ese amor, que muere y cada día vuelve a nacer brillante y renovado, Rosario.
    Mi felicitación y mi abrazo, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  6. En el marco de un cuadro olvidado
    se puede morir más de una vez
    cuando florecen los cardos
    y se marchita la ilusión.
    Se puede oír el llanto de la noche
    decapitando las arterias de la luna
    un instante es una eternidad
    un monumento al olvido.

    Encuentro estos versos de una profundiad con extraordinaria fuerza metáforica. Versos originale y llenos de sentido. Hermoso. Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar
  7. Sí.
    Así es.
    Al final siempre renace.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Si de a poco se va desahogando la tristeza
    necesario es deshacer lo que solo produce dolor...
    el sol nace cada día...y de a poco mas que seguro
    se encuentra el camino para ver la luz...

    ResponderEliminar
  9. Morimos tantas veces de dolor, lo importante es ver una luz que nos vuelva de nuevo a nuestro camino en la vida. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  10. Metáfora del amor que muere y renace, en la targe que agoniza en las sombras, pero se hace luz, reflora en la luz selénica. Un abrazo desde Colombia. Carlos

    ResponderEliminar
  11. Espero que el desenlace,sea un nuevo Re-nacimiento.Bonito poema y gracias por tu comentario en mi blog.
    Besucos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

LATIDOS

CALLAR