"LA VIDA"


La espera se apronta a ver el espectáculo que no llega desde la bahía. El director de la orquesta sigue con sus manos recreando un tiempo musical.
Las horas giran por el sendero de números perdidos sin minuteros, la brisa acaricia esos colores dorados que emana del hombre esperando su realidad subjetiva. El silencio circunda la noche, los ojos misteriosos se descuelgan de la cara que trasluce  la duda del viento y su secreto.
Mira el reloj que gira lentamente, y en su búsqueda del tiempo se hace huella, un círculo lo traspasa, lo agrade, lo llama silencioso. El hombre entiende ese latir ensordecedor que va mutando en sus ojos, comprende lo incompresible en su más íntimo aliento, y descubre la tiniebla perlada en el último punto de llegada. Sus ojos recorren sombras, colores,  deseos y más figuras que van diluyéndose en su llegada, casi al final el caracol sujeto por números lo absorben en minúsculas fibras, lo encapsulan, siente el latido que aumenta en intensidad, advierte el agua que lo cubre, lo contiene… al fin su llanto aflora musicalmente llora de hambre de vida…


ALESSANDRINI MARÍA DEL ROSARIO

Comentarios

  1. El tiempo gira con la lentitud de un caracol, pero cuando nos damos cuenta de su movimiento, ya es tiempo de finalizar el camino.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  2. La vida es como una partitura, pero no sabemos quién dirige la orquesta.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  3. Estás escribiendo cada vez mejor. El tiempo perfecto amigo o terrible enemigo, según. Gracias por enseñarme la palabra briza. Es hermosa planta.
    Besitos de anís, desde una tarde hermosa.

    ResponderEliminar
  4. Un reloj impresionante que marca las horas sin parar junto a unas letras tuyas delirantes, profundas, misteriosas, que marcan el ritmo de tu alma.
    Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  5. Un fragmento de una vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Que bueno el texto. El reloj no se detiene mientras nos morimos de hambre de vida. Besos

    ResponderEliminar
  7. Una hermosa metáfora de la vida la que nos regalas en tu prosa, donde con grandes frases vas llegando hasta el final.
    Mis aplausos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. El reloj que marca el tiempo sin detenerse lacerando el alma.. Profundo texto. Besos

    ResponderEliminar
  9. El tiempo tan subjetivo y tan real en el marcador del reloj. Hacemos el tiempo, de nuestra angustia depende su existencia, Gracias por esta coyuntura para especular de lago tan inasible como el tiempo. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  10. El tiempo, falacia del pensamiento, caracol del infinito en que giramos los humanos como agujas de nuestro reloj existencial, sin ser conscientes de fluir en una eternidad que nos consume y encapsula en infinitas formas y materias animadas.

    ResponderEliminar
  11. el problema es que pasamos demasiado tiempo pendientes de relojes, reales o imaginarios, y muy poco intentando hacer algo con ese tiempo...

    ResponderEliminar
  12. Yo no estoy muy pendiente de los relojes, pero el que yo llevo interno, que tarde mucho en pararse; los otros me da lo mismo. Vivir el día a día es lo que cuenta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Me ha emocionado ese transcurrir del tiempo y el trauma humano de entender y adentrarse en sus intrincados téntaculos. El hombre siempre quiere controlarlo todo sin saber que al final los que estamos controlados por las circunstancias somos nosotros. Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar
  14. Acabé de leerte, contento... y de repente el caracol del tiempo me devoró...

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Buen escrito y muy reflexivo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Hola, mi amiga!

    Un texto magnifico y con sentido filosófico.

    No sabemos bién lo k es la vida, ni quem la dirige, pero el tiempo, todo determina. Ele es senhor de todos y de tudo.

    Besos y dias felices!

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi vida es mía, y siempre lo será. Aquí solo expongo una fracción del tiempo en un ir y venir de la vida.
      Gracias

      Eliminar
    2. Lamento que no lo entendieras así... RECOMENZAR

      Eliminar
  18. Hola, mi querida!

    Gracias por tu visita y comentario tão intenso! Dizes mucho en pocas palabras. Es o oposto de mim.

    Escutaste el vídeo? Que te parece, Aznavour com 93 anos, ahora? No vídeo, se festejava o 85 aniversário, cumpleanos, pero ele es un dulce.

    Besitos y boa 6ª feira, viernes, creo en tu idioma.

    ResponderEliminar
  19. Los vericuetos del latir de la vida...
    al fin todo llega a su tiempo...
    Estés bien.

    ResponderEliminar
  20. Querida Maria del Rosario
    Me alegra volver a leerte después de la intensa campaña para publicar mi primer libro
    Pincha en este enlace↓
    Palabras nacidas de la espuma

    Deseo seguir disfrutando de tus letras.
    Un cálido beso!

    ResponderEliminar
  21. Somos el tiempo o somos eternidad que sueña el tiempo?

    Paz&Eternidad

    Isaac

    ResponderEliminar
  22. Me gusta mucho!Y es la realidad de la vida,el tiempo..Cuanto m``as mayor nos hacemos,más sentimos ese silencio de las agujas del reloj,que va lento,pero es inexorable.
    Sin embargo,intentemos apreciar los instantes,y lo digo por mí como por todos.
    Besucos

    ResponderEliminar
  23. ¡Ya quisiera yo poder retener el tiempo!
    Me trasladaría unos años atrás, cuando de felicidad transcurrían las horas a la velocidad del viento.
    Hoy, si la nostalgia aflora, discurre lento, muy lento, y siento que me domina la angustia al perder lo que aún anhelo.
    ¡Preciosa tu entrada!
    Cariños en el corazón.
    kasioles

    ResponderEliminar
  24. Una bella inspiración la tuya, dónde se confunde el tiempo y el pasar de los años. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

CRIATURA

LO INVISIBLE FLUYE