NOCHE DE ABRIL

Una noche redonda y desnuda de abril,
se apareció tu sombra dislocada, hablándome
de amor por sobre toda las cosas del mundo.


Yo, que necesitaba de cariños y mimos,
tome tus palabras abrazándome a ellas,
así caminamos sendas y huellas deshicimos.

La vida en esos tiempos de luna llena
nos cubrió de bríos el corazón creyente.

Esos mismos corazones se forjaron de fuerza,
se unieron, se complacieron, de ser únicos,
luego la historia se cerraría por falta de amor.

Hoy el príncipe de la juventud se pregunta.
¿Qué fue lo que paso?, en medio de tantos
conocimientos, olvidamos el primero que aprendimos.

Sentimos que el tiempo se llevo los recuerdos,
se llevo la juventud; el otoño hoy me trae,
un pasaje de la vida que viaja en un túnel del ayer,
donde miles de promesas siguen danzando,
siguen allí, en la mente del príncipe que ahora es rey.

Comentarios

  1. Triste y melancólica entrada, medianoche, los recuerdos de ese amor marchito afloran de nuevo en el pensamiento...hacen reflexionar y confrontarlo con el presente.

    Un feliz fin de semana.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. el amor siempre el amor entretejiendo sus redes

    besitos y feliz fin de semana Rosario

    ResponderEliminar
  3. Preciosa y triste, tu noche de abril...

    Saludos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Rosario,somos naturaleza y vamos alternando ciclos,también somos renovados e impulsados en cada estación a sentir la vida y la muerte...Lo importante es ser conscientes de que somos amor,que evoluciona,que se transforma a través del espíritu...
    Mi felicitación por tu nostálgico y reflexivo poema,que nos hace tomar el pulso al interior y sentirnos limitados y a la vez inmensos...
    Mi abrazo grande y mi ánimo siempre,amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

CRIATURA

LO INVISIBLE FLUYE