MAR


Un murmullo infinito
serpenteando las olas
sediento se desliza
siguiendo los vaivenes
del ave que se pierde
en las nubes celestes.

Como pintura virgen
recorre sus colinas
en ese azul profundo.

El mar se agita sereno
bordando así la costa
de purísima sal marina.

Una brisa fresca corre
fusionando sus secretos
de arena, de sal y yodo.

Se desplazan sus peces
sus colores y el pájaro,
más que gaviota regresa
a surcar sus olas, su mar.


MARÍA DEL ROSARIO ALESSANDRINI

Comentarios

  1. El mar, la mar... Precioso tema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muy bonito marino. El mar siempre inspira.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Murmullo infinito es el mar, desde luego que sí, cuando se para uno a escucharlo y notar las sensaciones que ello provoca.
    Unas imágenes muy bellas las que surgen de tus versos M. del Rosario.
    Un bonito fin de semana, y un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hincho de yodo mis pulmones
    aspirando gozoso por mi nariz.
    ensancho mi capacidad vital
    y respiro sosegado... ... ...

    Rafael

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

UN DÍA CUALQUIERA

CLARIDAD

INVIERNO