"ARAÑITA"

Voy marchando despacito a mi casita de luz
para estar cerca de tu alma, de tu piel, de tu amor.
Es que la tardecita se mantiene hermosa,
calentita, para otro paseo por el parque,
como es la estación fresca, primaveral.
Un rayo de sol filtra tu mirada
sé que me ves, como yo te miro,
grito tan fuerte, que te llega el sonido.
Mi querida arañita, no te tires del tejado,
si yo no quiero matarte, solo a verte me he quedado.
Si estas dispuestas a no picar, yo me voy,
y tú… te enredas con esa mariposa que te revolotea.
Vamos, con tus patitas de café serás una ardilla,
apresúrate, que te hacen cosquilla sus alitas,
no la comas… solo trepa a sus alas y vuela, y serás
como ella suave, dulce y bella.


MARÍA DEL ROSARIO ALESSANDRINI.

Texto agregado el 27-07-2009
Estamos en otoño, igualmente se me presento una imagen con estos versos y lo subí.

Comentarios

  1. Seguro que se quedará sin tirarse y que intentará subirse a las alas de esa mariposa, tras tus versos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Cuanta sensibilidad! Muy femenino el poema.
    Me gustó.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Pues es una ternura.
    La arañita subida en las alitas será dulce y bella como ella.
    Muy lindo.
    Besucos y que tengas un inicio de Otoño del color de sus hojas tan variado y bello

    ResponderEliminar
  4. Bendita arañita que te inspiró estos versos, pero que a mi me inspira temor.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  5. La belleza de la naturaleza. un beso.

    ResponderEliminar
  6. las arañas son un poco incomprendidas, quizás por ser tan peludas y tan patudas :)

    ResponderEliminar
  7. Qué tiernísimo es este poema...

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. La imagen de una araña tirando de un tejado es única, María del Rosario.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

CRIATURA

LO INVISIBLE FLUYE