CUERPO

El cuerpo se torna fino y transparente,
su fatiga embolsa
años de energía y vacilación.

Se escurre su piel reacia al ayer
te torna visible su invierno.

El tiempo se asila en su dermis
y va cautivando su sediento ardor,
mientras caen los velos en la intemperie,
late un corazón desnudo ante Dios.

Comentarios

  1. El cuerpo y el tiempo intentan unirse, pero el tiempo siempre gana y deja su huella.

    Un saludo.

    mariarosa

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

LATIDOS

CALLAR