HABITÁNDOME SIEMPRE

Incesante te busca mi anhelo
por corrientes marinas de cielos,
por el vasto mirar de una estrella
sin consuelo te nombro mi cielo.

Ah pasado el tiempo dormido
entre juncos de cuerpos vacios,
muy lejano, muy perdida te sigo
al confín del silencio así adentro.

Sollozando las flores se mecen
al compas del recuerdo vivido,
la nostalgia te abre el camino
y sonriente se cuela este río.

Yo entorno mis ojos llorosos,
y a lo lejos te veo en mi espejo
solitario vagando los mundos,
entre copos de nubes amigas.

Son tus ojos almendras doradas
que me fijan con destellos azules,
habitándome desde siempre
en el trémulo amor comprendido.

Comentarios

  1. Hola Rosario,

    te felicito por tan bellos versos que nos regalas.

    Gracias.

    Te dejo saludos argentinos,

    Sergio.

    ResponderEliminar
  2. Muy hermoso cielo siempre un placer
    un beso

    ResponderEliminar
  3. Rosario,siempre me sorprendes con la belleza de tus versos.
    Millones de besos.

    ResponderEliminar
  4. Hay ojos que se nos clavan en el corazón, para mal o para bien. Ojalá que siempre sean siempre comprendidos y bien recibidas esas miradas.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. SIEMPRE USTED, ESCRIBIENDO DESDE MUY ADENTRO.
    BESOS

    ResponderEliminar
  6. Hermosos versos querida amiga!
    Feliz año nuevo, lo mejor para vos.
    Besos inmensos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

CRIATURA

LO INVISIBLE FLUYE