INFANCIA

 INFANCIA

Mi Padre cantaba operas
mientras yo buscaba mi muñeca de trapo,
mi hermano acompañaba su canto.
En el patio mi Madre daba de comer a las gallinas
que saltaban de sus palos adormecidas.
Los vecinos en el barrio no podía dormir
tan emocionados con la voz de papa,
hoy el recuerdo bulle en mi cuerpo
como una campana vibrando luego de dar su día.
Luego de tantas alegrías mis primas venían de visita,
logrando entre todas hacer una torta de naranjas
que devorábamos en un tiempo récor.
Hoy extraño a papá mirando la ventana fluir
en un viento melancólico y sutil.
A-M-R





Compartir

Comentarios

  1. Recordar a quien amamos en vida y seguimos amándole después de que se ha ido, es un doble amor amando profundamente...
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. Es un bonito recuerdo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. É bom e salutar lembrar quem amamos.
    .
    Cumprimentos poéticos.
    .
    Pensamentos e Devaneios Poéticos
    .

    ResponderEliminar
  4. Qué bello retrato de tu infancia, Rosario!!! Y me pregunto cuántos niños lo habrán echado de menos o, incluso, se habrá visto afectada su personalidad.

    Especial interés y afecto tengo por estos retratos que, a la vez, dibujan lo retratado y al ser que que retrata.

    Un placer leerte!!!

    Y un enorme abrazo, querida amiga!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

LATIDOS

CALLAR