IMAGINACIÓN

 

El silencio en la aureola de la lengua
se queda esperando una palabra,
la que al llegar insinúa salir a versar,
y se queda detenida sin articular ni una.

Es que la nostalgia atravesó su bosque
sin hallar en su tierra un lugar sano, puro
para dejar su voz corretear en sus ramas,
y se queda quieta dormida en la comisura de sus labios...

Nada llega para calmar su sed de emociones, para sellar su tiempo.
Se ha quedado entre plantas, y aves como una diosa perdida.
como un ángel sin guardia, sin estrellas, sin la noche y su luna brillante.
Sucumbió a su pena. Un lagarto despierta en silencio, y persigue su sombra.
Una rana que salta en las piedras y surge juguetona en su entorno.
Y la voz no aparece en escena, ha perdido su encanto, ha perdido su tiempo.
Aunque sabe seguro, que aún, lo domina en lo oscuro, ya que brilla la luz de esperanza en su nido.
Y que tiene en su vida otro seguro, que llenara de luz esa voz que no dice nada.
Ese silencio atragantado entre dos mundos, que desea encontrar en la cima de su vos que se calla, de su ingrato papel que esta blanco, sin la letra, sin la voz, si el canto de su imaginación.

A-M-R

 

Comentarios

  1. Desear romper el silencio en tus letras...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El silencio, muchas veces, es más elocuente que las palabras. Callamos porque las circunstancias nos dejan mudos. Es una forma de responder a lo que no podemos aceptar y un modo de silenciar nuestro dolor o nuestro miedo pero, sin ninguna duda, terminará encontrando el momento de manifestarse. Tenemos que deshacernos de ciertas emociones: es lo mejor que podemos hacer por nuestra salud mental. Pienso que, quizás, ya lo has hecho con estos versos. Un abrazo.

      Eliminar
  2. A pesar de sentirse algo abrumada...igual se atisba al final esa fuerza mental que nos lleva por delante y nos hace redescubrir nuestro camino que nos lleve por delante a mejores pastos...

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Duro silencio el que se queda cuando nos falta el eco del sentimiento, Rosario.

    Las palabras corren en busca de su destino, pero no hay donde lanzarlas. Se nos quedan en la boca, muertas de deseo, heridas de silencio.

    Impresionante tu poema. Solo crear un relato así ya tiene un mérito enorme. Y la belleza que le has dado, superior!!! Una gran obra.

    Un enorme abrazo!!!

    ResponderEliminar
  4. Que preciosura de poema!!!!Madre de dios!!!Es hermoso...definitvamente algunas tristezas amalgamados con toques de melancolia, de la mano y alma de una gran poeta, pueden resultar de una belleza tremendaaaaa..Asi son tus letras.. Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
  5. Muito belo o teu texto!
    Por vezes não precisamos de palavras.
    Encontramos todas as respostas dentro do silêncio!

    Feliz fin de semana. Beijos!

    ResponderEliminar
  6. Todo tiene un sentido y una razón de ser...A veces la palabra necesita al silencio para tomar forma, fortaleza y claridad...y a veces el silencio necesita a la palabra para llenarse de vida y contenido...La imaginación a veces nos da perspectiva, nos ayuda mirar las cosas con diferentes puntos de vista y nos salva del vacío y la decepción, amiga...Muy bella tu creación, Rosario.
    Mi abrazo entrañable y mi ánimo siempre, poeta.

    ResponderEliminar
  7. Últimamente cada vez más seguido lo único que nos queda es el silencio.
    Y no siempre es algo lamentable.

    Saludos,
    J.

    ResponderEliminar
  8. Cuando todo se acaba siempre queda un silencio ensordecedor, y es en ese silencio en el que podemos volver a encontrarnos, volver a sentir...

    ResponderEliminar
  9. Todos procuramos o lugar onde começa o silêncio para que ele diga o que as palavras não conseguem dizer.
    Uma boa semana com muita saúde.
    Um beijo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

LATIDOS

CALLAR