"UNA VENTANA AL TIEMPO"

Una ventana se abrió sencillamente
la hojas respiraron amor...
el sol lamió las huellas del ayer
con su rayos tempranero.

Mientras se alargaba la mañana
la ventana traía más perfumes,
la savia se entregaba con pasión
a los recuerdos olvidados, y un poema.

La tarde fue logrando penetrar
al recinto más autentico,
el sol se fue durmiendo de emoción
al ver la noche mágica enredada en su preñez.

La luna no tardo en aparecer brillante
en su sabana blanca y transparente...
la noche se colmo de vida e ilusiones
traía en su visita pensamientos idos...

Letras perdidas
dibujando ayeres,
horas de ensueños y placeres,
rosas, miradas, ojos inquietos y colores...
lograron seducir las horas del ayer
sin dejar cerrar una ventana al tiempo.

Comentarios

  1. En realidad es una "ventana a la vida", ya que por elle penetra toda la poesía y sus latidos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Sí, creo que es a la vida en el tiempo, gracias Rafael por pasar.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  3. Un bello poema pleno de imágenes que logran que el lector se enamore de tus versos.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  4. Qué belleza de poema con imágenes llenas de Naturaleza pura.
    Este poema es para concurso !Te felicito
    Eres diestra en versar y el fondo llega al alma
    Besucos ,amiguca

    ResponderEliminar
  5. Bonito poema, con vida y colorido,que es lo que debemos amar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Una ventana al tiempo y a la naturaleza que se presta tan bella cuando esa ventana se abre, y que tú, has pintado con tus hermosos versos sutiles, dándole un color especial a los sentimientos.
    Precioso de principio a fin tu poema M. del Rosario.
    Un placer la lectura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. el sol parece que se dedica a construir cosas y la luna a contemplarlas....

    ResponderEliminar
  8. Cómo se precipita el día, para darle vida a la noche. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

LATIDOS

CALLAR