CREENCIA


Dispara el trébol
su arrojo,
el inocente lo espera
la luz los separa.
Pero hay un triangulo
que une con amianto
su sol de mayo,
su personaje.
La creencia
es más fuerte aún
pero que importa si al final
todo se va por la borda.
Con la espuma
de las amarras
se pierde la aurora
que renovada fluye
encandecen te.
Adiós de siempre, retorno
Jamás, lo que se pierde
se deja en un rincón
donde fenece,
donde evacua su contenido.
Allí se esconden
los nombres, los días
el acertijo
y las sombras se buscan
se nombran en silencio,
se odian de frente.
allí se quedan para siempre
entre el murmullo,
del olvido que lo recuerda.

Comentarios

  1. Allí van, a su lugar de olvido para el olvido propio. Allí donde por mucho que las reclame la memoria, vuelta no tendrán...

    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

CRIATURA

LO INVISIBLE FLUYE