ABURRIMIENTO


Apetito de mí, tu música
tu aburrimiento, tú mundo.
tu desamor y mi soledad.

Que cruje sin sonido,
mi jardín desperdiciado
sin flores, sin olores.

Sin huellas, bebiéndonos los dos,
habilidad licita,
grata compañía el alcohol,
que surtirá a las venas.

Buscando el polen que emboza
un adiós, que ilumine la faz
pérdida, que fluye fútil y herida.

nada en la nada solo sombras
que alertas se esconden
del silencio de nuestras mirada

no hay llanura para recorrer
hay tanto adiós en la sima,
tantos siglos en las cenizas.

Comentarios

  1. UN TEMA QUE LA HA HECHO INSPIRAR. EXCELENTE TEXTO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  2. Que sentimiento de pèrdida campea en este poema.

    A veces, se llega a esto. Una pena.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Los finales, se llenan de adioses, en pequeñas porciones, después de algunas ironías, hasta que por fin alguna ceniza, deja de parir. La ley de compensación cuando da paso a una bienvenida.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Rosario,tu poema es una desesperanza ciertamente triste,pero,todo evoluciona a cada momento y puede que al día siguiento la perspectiva sea otra...Las circunstancias traen su mensaje y su lección,no debemos encerrarlas en una idea,posiblemente pueden verse de otras formas...Ahora todo debía parar para reflexionar,cambiar de camino y crear...Y tú lo sigues haciendo,amiga.
    Mi felicitación y mi abrazo grande.
    M.Jesús

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

LATIDOS

CALLAR