DESPEDIDA


Quiero saber mostrarte mi corazón
Qué paradoja, en realidad está desnudo
Un halito de vida lo mantiene pulido.

Rebosante de vida y avidez
Pleno, esperando una palabra
Delicada, inconfundible y audaz.
Que escapen de tu boca.

Es evidente mi audacia
Mi necesidad, mi capricho
Tu intención de no mirarme
Lo es más tu gesto nervioso.

El juego termino, tu imagen me habla
Te contemplo sin piedad, por mi dolor
La mediocridad es la antesala del adiós
La intensidad derrama su volcán fugas
Y nos despedimos simplemente así-

Comentarios

Entradas populares de este blog

DESTINO

LATIDOS

CALLAR