SOLEDAD

 SILENCIO

El silencio pesa Deshace La espera Destruye la esperanza. Hay mucha oscuridad Que mece la ansiedad Nada cambia El espejo se asombra De sentir la sombra De su mirar. En su cuerpo hay Muchos espejismos La soledad Lo invade cuando Nadie esta. La ventana en su abertura Va despidiendo sombras Del cuadro del franco Va y viene Como olas sin frenos. Espejo de cristal En sus años nada cambia Es soledad Figuras que no están más.

A-M-R.


Comentarios

  1. Hay silencios que pesan mucho, Alessandrini.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  2. El silencio siempre es necesario, la palabra, muchas veces, nunca lo es tanto.

    Saludos,
    J.

    ResponderEliminar
  3. Hermosas imágenes las que has formado con el silencio y la soledad. Dos sentires que van muy unidos para que la cabeza no deje de pensar, como los insomnios de la noche. Pero también esos momentos agradan si no son impuestos.
    Bonita imagen, como tu poesía.
    Un cálido abrazo, y una buena semana M. del Rosario.

    ResponderEliminar
  4. O silêncio pesa. As palavras também. Gostei do poema.
    Uma boa semana com muita saúde.
    Um beijo.

    ResponderEliminar
  5. Ante un espejo de cristal surgen versos como los que nos dejas.
    Un abrazo y felicidades.

    ResponderEliminar
  6. El silencio y la soledad en los espejos...La mente a veces se llena de espejismos y le pesa el silencio. Sin embargo el alma se recrea en la creatividad y sobrevuela la realidad, nos libera de los fantasmas de la soledad. Muy inspirador tu poema, Rosario.
    Mi felicitación y mi abrazo entrañable, amiga.

    ResponderEliminar
  7. Existen silencios que son como agujeros negros que se llevan todo a su paso. Existen silencios que se esconden tras el espejo y nunca nos dirán la verdad.

    ResponderEliminar
  8. La soledad que lacera el alma. Besos

    ResponderEliminar
  9. Ah! Como os silêncios pesam, quando não os entendemos!
    Precisamos saber o que nos diz o silêncio. Precisamos saber entender a sua linguagem.
    Porque muitas vezes, o silêncio é o nosso refúgio secreto, onde muitas vezes encontramos a paz que precisamos!
    Excelente a tua entrada. Gostei muito!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

LATIDOS

CALLAR