UNA MAÑANA

 Una mañana te encontré

en silencio observe tu silueta,

fue un viento apasionado

quien me mostro esa visión.


No pude dejar de mirarte

un sentimiento nació,

y así fue que traspase tu cuerpo

sentí tus ojos incrustados en mi.


Nos miramos extrañados y deseosos

de aclarar ese sentimiento mutuo,

sin esperar nada mas, nos abrazamos,

como si el mundo se terminara.


De la mano y besándonos desesperados

nos fuimos perdiendo en la marea del amor,

fue inesperado y total este sentir,

nos perdimos en la niebla sabiéndonos vivos.


Alessandrini María del Rosario



Comentarios

  1. El amor manda, por ello no extraña el flechazo furtivo. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  2. Que bonito versas esos momentos encantadores donde el amor brota de repente entre dos miradas.
    Bellas imágenes hasta el último verso.
    Un placer la lectura M. del Rosario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Bonito reflejo de un sentimiento a través de tus letras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Buena resolución. El encuentro no requería de explicaciones, sino de permitirse el gran momento que ambos vivían.
    Un abrazo grande y fraterno.

    ResponderEliminar
  5. Rosario, nos dejas ese momento misterioso y mágico en que el amor irrumpe como llama que nos transforma y devora. Todo cambia a nuestro alrededor y nos dejamos llevar ipnotizados por el sentimiento. Muy bello amiga.
    Mi abrazo entrañable y mi ánimo.

    ResponderEliminar
  6. Hola, muy Bonito lo que escribes, me gusta tu blog.
    Buen día.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Siempre duermo hasta tarde, no hay mañanas para mí.

    Saludos,
    J.

    ResponderEliminar
  8. Un momento apasionado y romántico, el amor en todo su esplendor! Besos

    ResponderEliminar
  9. Un encuentro apasionado y romántico , el.amor en todo su esplendor. Besos

    ResponderEliminar
  10. Que bonita manhã, essa, que lhe aconteceu. Muito romântico, o poema.
    Uma boa semana com muita saúde.
    Um beijo.

    ResponderEliminar
  11. Siempre había pensado en la niebla como un lugar donde perder cosas. Me gusta saber que también es posible encontrar ;)

    ResponderEliminar
  12. Muito belo o teu poema!
    Tudo começa numa dulce mirada, para continuar na vertigem de besos desesperados,
    perdidamente, de mãos dadas na maré do amor!

    Feliz noche. Besos!

    ResponderEliminar
  13. Justo ahi latía el amor y que se haga realidad en su permanencia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

UN DÍA CUALQUIERA

PEQUEÑA ORACIÓN

INVIERNO