LA COPA FINAL

 Ayer te vi pasar descalzo y maniatado

Tu figura despiadada horrorizaba,
El viento gélido empujaba tus lamentos
Mientras tu cuerpo lacerado temblaba.

Todo paso de un tiempo a otro lejano…
Tu sabias que no podías engañar,
Ni corromper la savia del amor puro,
No te importo hacerlo, lo deseabas.

Ya no podrás regresar de esa copa
Que al caer se quebró brutalmente,
Despedazandose entre cristales,
Enmudeciendo hasta la locura final...

ALESSANDRINI MARÍA DEL ROSARIO

Comentarios

  1. Al final la vida castiga al que hizo mal, y así lo veo en esta bella poesía que has compuesto.
    Te quedo hermoso María del Rosario.
    Un abrazo, y que tengas una buena semana.

    ResponderEliminar
  2. La metáfora en la rotura de la copa. TRizas de un final. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  3. A veces la maldad recibe su castigo, a veces, en los poemas o la prosa... en la vida real ya es más complicado ;)

    ResponderEliminar
  4. Una copa rota siempre puede usarse para causar (más) heridas.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  5. Triste pero, sin duda, un buen poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola María del Rosario, paso a saludarte y desearte un buen mes de octubre. Tu poema para mí refleja la idea de que si obras mal en la vida finalmente pagarás por ello de una u otra forma. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. No hay que alentar lo impío, al final tendrá su merecido ...el se vale de nuestras tristezas
    para engañar dando por bueno lo malo y haciendo creer y afirmar que lo bueno es lo malo...
    en esa batalla estamos, no hay que aflojar...oración!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

RENUEVO

FELIZ AÑO NUEVO