CLARIFICANDO

No se si podre olvidar
lo intento a veces,
mi corazón desolado
me culpa de lo pasado.

Y me detengo a mirar
tras la ventana del ayer,
pero nada me lo reclama.

Quiere ser una nube suave
que disipa el viento,
lo ovilla en su caparazón,
lo suaviza de tormentos
y escapó en la niebla de su ojo.

Hoy rescato su fuerza
lo admiro en su integridad,
lo acaricio como niño desnudo
ya que se de su voluntad.

Mañana la nube clarificadora
dirá si hay luz en la niebla,
si hay paz en los vientos
si  hay luz en la oscuridad...

Alessandrini María del Rosario






Comentarios

  1. El mañana llegará seguro. Y si hay oscuridad es porque hay luz.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. La luz la llevamos nosotros con nuestra actitud. Bonitos versos preciosa. Abr

    ResponderEliminar
  3. Cada vez menos luz y más oscuridad.
    En la vida y en los poemas.

    ResponderEliminar
  4. Todos necesitamos un algo clarificador.

    Bello poema.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hay ocasiones en que podemos ser nuestro juez más duro, pero nadie, ni si quiera nosotros mismos, deberíamos culparnos del ayer; somos lo que somos gracias a todo lo vivido. Así que continúa acariciando tiernamente a tu corazón para que pueda perdonarse y dejar ir ese dolor.

    ResponderEliminar
  6. Es un ´poema de reinventarse cada día, los elementos de la tierra nos ayudan a comprender mejor nuestros propios dilemas...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

CRIATURA

LO INVISIBLE FLUYE