DEBAJO DEL CORAZÓN


Debajo del corazón
un intruso se ha colado
me repite, y me repite
cuanto me ha amado.
No lo puedo convencer
de su error tan desgraciado,
no conozco su sentir
en mi pecho no sentí
jamás latir su corazón,
pero insiste sin razón
y perturba mi emoción
con sus dichos tan amargos.
Yo deseo comprender
aunque no puedo entender
presiento que está ofuscado.
Le repito mi ansiedad
le corrijo su capricho descuidado
y contesta con pasión
que solo a mí ha amado.
Al final sin esquivar
me refugio en su latir desesperado,
y ambos vemos remontar
un barrilete de coral enamorados...
    Alessandrini María del Rosario



Comentarios

  1. Los latidos de un corazón desbocado...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Después de las dudas es bueno encontrar el verdadero sentimiento y dejarse llevar...Que para cuestionamiento sobra tiempo...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

LATIDOS

CALLAR