SEGUIR VIVIENDO

En mi delirio
te veo
te escucho
te deseo.
Sé que no estas
en mi almohada,
ni es tu perfume
el que huelo,
ni tu corbata
la que miro
ni tus ojos
lo que me miran.
En mi delirio
te siento,
en mi cama
en mi cuerpo
en mi alma.
Sé que no eres tú
sé que no vendrás
pero espero,
y tu reflejo arde
en mi piel
en mi alma.
Sé que no vendrás
pero espero,
el roce de tus labios
de tus manos
de tu alma
para seguir

viviendo.

Comentarios

  1. Medianoche, el delirio siempre nos conduce a soñar y pensar cuando algo nos falla...
    Un placer pasar por tu blog.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Rosario.
    Esperar, siempre esperamos con ansia aquello que no llega, deseo ese suave roce acaricie tu alma.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  3. Hay delirios que provocan divinas sensaciones al leerlas, como estoy segura de que tu escribirlas.Aunque aveces estos delirios no sean buenos del todo.Escribes bellisimamente.
    He querido quedarme de seguidora. pero no veo donde.
    Un saludo y buena semana

    ResponderEliminar
  4. Tal ves tu sueño se convierta en realidad. Bello poema Rosario, te dejo un abrazo.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  5. El sentir en la cama...es genial..un beso desde Murcia...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

LATIDOS

CALLAR