DESHOJÁNDOME


Deshojándome
en tu labios
como una flor
chiquita,
en tu saliva desgastas
la intimidad
de mi almita.

Siempre de tu boca
 roja,
siempre de tu lengua
 suave,
vas dejando
en mi cuerpo,
millones de rosas claras.

Quien no sabe
de tus ojos,
que me derriten
de antojo,
al mirarte te leo
ese gesto tiburón,
lo que más me debilita
 picarón.

Amor de grandes
 miradas,
de labios
de muchos juegos,
tus manos
son muy traviesas,
ya sabes…
que así lo quiero.

No me puedo resistir
 a tu deseo,
me subyugas,
me deleitas de placer,
enloquezco
al sentir tu fuego,
en las brasas

tus tu labios, y tu piel.

Comentarios

  1. Creo que el poema, es de los mejores que he leído en el justo empleo de las figuras literarias sensitivas: deseo.lengua gustativa, miradas, labios sensitivos....salivación. Un deleite de poema. UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  2. Un poema apasionado, sensual y mu lírico, amiga..Una gozada leerte y sentir tu bella y profunda inspiración, amiga... Mi felciitación y mi abrazo grande, Medianoche.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

LATIDOS

CALLAR