CRECIDA

Es el canto del olvido,
que mece el lirio
cuando el rió furioso habla.

Defiende sus aguas
que desencantadas fluyen
partiendo barreras.

Desatando tormentosas
caídas heladas,
grillos anudados en piedras.

Canción que refleja su caída,
embravecida lucha derramando
su fuerza, su ángel, su vida.

Allí la creciente se envanece
arrastrando penas,
logrando un camino de guijarros.

Comentarios

  1. Y el rio que corre más profundo, por un lugar u otro en el mar desemboca...
    Buen fin de semana.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Arrollador poema donde los versos, igual que las aguas, arrastran los guijarros de los sentimientos abriendo caminos de creación.

    Hermoso, Rosario :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. siempre es un placer leer tu inspiración.
    besos

    ResponderEliminar
  4. El río tiene mucha fuerza y tú también. Se refleja en tus poemas, en tu manera de enfocar los ejemplos. Gracias por tu labor creativa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Que el río arrastre al olvido y lo aplaste bajo sus guijarros.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Medianoche,se siente tu pasión,tu amor y tu entrega en tus versos,que a través del río nos llevan a la vida y a su intensidad.
    Te dejo mi gratitud y mi abrazo inmenso.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  7. Hermosa poesia nade de tus pensamientos,
    siempre es un placer pasar por tu bonito blog.
    que tengas una feliz semana.
    un beso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

LATIDOS

CALLAR