CALOR DE HOMBRE


En pocas líneas me referiré solo a los momentos vividos un día cualquiera, en un lugar cualquiera, lo contaré como si contara un cuento de verdad, de los buenos.

La luz de ese día era muy intensa había mucho sol y se reflejaba en todos los escaparates, tenía pocas ganas de salir pero tenía que hacerlo. Además me aquejaba un fuerte dolor de cabeza que ya era parte de mí.
Iré directamente al meollo del problema, a la realidad del momento. Deseosa de llegar a mi trabajo, solo para apagar un poco el mal humor decidí subir a un colectivo de esos de segunda, para lo cual tuve que correr para alcanzarlo, subí a dicho carro porque en realidad no era más que eso, y conseguí un lugar donde posar mi osamenta, durante largos minutos todo era normal, nada hacia prever lo que después sucedería.
Les cuento, un hombre se subió a dicho trasto, tomado deL pasa manos para no caer, se notaba su enorme cuerpo, su gran obesidad. Por lo que yo podía ver, me di cuenta que era un señor mayor, yo me encontraba a unos pasos del individuo y todavía no podía ver su rostro, lo cual no me preocupaba, pero tenía un poco de curiosidad por su aspecto vulgar, desprolijo, no sé en realidad porque, pero creo que me llamaba la atención su cabello suelto sobre su espalda. De pronto giró, en un descuido mío, sin preverlo se arremolino a mi lado como un cierre relámpago, me apretaba contra el costado del coche, me sentí grotesca como una pobre rana tendida sobre el césped, al merced de un desafiante monstruo, él me miro de pronto como sospechando mi presencia, su figura lo llenaba todo, yo me sentía insignificante ante tamaña persona, creo que él no me percibía totalmente todavía, pero les puedo decir que era más grande que mi dolor de cabeza , y eso les aseguro jajá en confidencia siempre fue grande. En un momento me miro directo a los ojos, ¡¡guau!! No les puedo contar lo que fue. Raro, fue, muy raro, tenía unos ojos hermosos metidos en ese rostro insulso, ojos de piedras cristalinas, si de cristal de aguas marinas, de una belleza nunca vistas, quede paralizada, mi expresión se debió notar porque él de pronto sonrió como disculpándose de algo, y su sonrisa me dejó un sabor a miel. Súbitamente su rostro cambió, y fue el de un ángel, quede muerta, embelesada y locamente enamorada, sin darme cuenta pase de la cordura a la locura, y su cabello me envolvió de tal forma que en un suspiro de ilusión me trasmitió su calor de hombre.

Comentarios

  1. ...../(
    ...(,,")....-:¦:-
    __,||,__....)
    █████..../(
    █████..(,,")
    █████_.,||,.
    █████▒▒▒(>" "<)
    █████▒▒▒(=´O`=)
    █████▒▒▒-(,,)--(,,)

    Ensendamos una velita por Haiti y Oremos por todos nuestros hermanos de Haití que estan sufriendo una desgracia y necesitan de una mano amiga tanto ellos como los animalitossss...

    GRACIAS POR TU COMPAÑIA
    FELIZ SEMANA TE DESEA MUNDO ANIMAL.
    CHRISSSSSSSSSSSSS

    █║█●●█║█●●█║█●●█║█●●█║█●●█║█●●█║█●

    ResponderEliminar
  2. Buen relato, y pregunto, nació el amor???

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Excelente texto y bella imagen
    un placer pasar por tu cada
    que tengas una feliz semana
    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hay personas muy bellas detrás de un aspecto no tan interesante, que bueno que lo notaste asi..

    un beso
    que pases buena semana
    Oscar

    ResponderEliminar
  5. Hola cielo un bello cuento me encanto
    un beso corazon y feliz semana

    ResponderEliminar
  6. ¿Y luego que?Millones de besos.MJ

    ResponderEliminar
  7. Dificilmente se puede resistir a esas miradas y sonrisas.
    Bonito texto.

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Un gran relato en un día especialmente intenso.


    Un beso peregrino

    ResponderEliminar
  9. Y luego?

    Eso sí que fue una mirada arrebatadora, si le arrebató el corazón.
    La gente "insifnificante" a primera vista, tienen una vida tan plena como puede ser la de cualquiera, sólo hemos de mirarlos o interesarnos y lo descubrimos y nos asombramos: nos descubren y se asombran...

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Siempre se descubre algo positivo, hay que saber buscar y encontrar.
    Gran relato, amiga
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Celebro mucho volver a tener noticias tuyas tras un período difícil y decirte que me ha encantado tu incursión en la prosa, como no era menos de esperar teniendo en cuenta tu talla poética y tu sensibilidad.

    Un abrazo amiga de la bella Argentina.

    ResponderEliminar
  12. Creo que merece seguir el relato, es buenísimo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  13. Me quedé con ganas de seguir leyendo jajajajaja. A ver que más pasó!

    Excelente relato querida Rosario.

    Besitos
    Feliz día

    ResponderEliminar
  14. Más... como sigue??

    Hermosa prosa, no es nada facil hacerlo y que tenga la magia el encanto y el vuelo poético.


    cariños.
    muakkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  15. Se nota que nos quedamos con ganas de más... de una posible continuación. Abrazos

    ResponderEliminar
  16. Las apariencias engañan, y a veces hay que saber mirar para ver.

    Un besito de ensueño =)

    ResponderEliminar
  17. Medianoche,te agradezco tus visitas y comentarios.Aunque aún no he vuelto,vengo a felicitarte por este relato muy bien llevado..Ese magnetismo que sentiste en la mirada del hombre contenía mucha energía positiva y te la transmitió..Esos momentos son mágicos y cuando se siente no se olvidan,amiga..

    Recibe mi abrazo y admiración.Pronto volveré.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  18. Lo siento me perdí esta entrada..
    Siempre te leo..

    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    ResponderEliminar
  19. Siempre que nos atrevamos a mirar a los demás directo a los ojos....nos llevaremos grandes sorpresas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESTINO

CRIATURA

LO INVISIBLE FLUYE